Mi historia

Verano de 1988

Jugando con castillos de arena

Siendo un niño, me fijo por primera vez en una pareja de socorristas que pasan por delante de mí mientras jugaba en la orilla de la playa donde pasaba los veranos de mi infancia. Desde entonces, no dejo de observarles en su día a día; sus patrullas, sus salidas de emergencia a la mar sacando su embarcación neumática desde la arena y empiezo a hacer preguntas a mi familia sobre ellos, mientras va naciendo en mí el deseo de querer formar parte de ellos algún día.

el niño socorrista

Mi crecimiento

Me gusta crear historias en mis juegos protagonizadas por ambulancias, camiones de bomberos, vehículos militares y de policía. Paso horas en el campo fantaseando con ayudar a personas en apuros, disfrazado de super héroe y convirtiendo palos de escoba en valientes caballos y ramas de árboles en espadas indestructibles. Cada vez que paso por delante de la base de Cruz Roja en mi pueblo, sueño con vestir algún día ese uniforme.

Invierno de 1995
Abril de 2002

Un joven socorrista vuelve a la playa que le vio crecer

¡Ha llegado el momento! Con sólo 16 años ya puedo entrar como voluntario en Cruz Roja en mi pueblo natal, Dènia, en España. Obtengo un diploma en socorrismo acuático y primeros auxilios y empiezo a realizar guardias en ambulancia y entro en el servicio de salvamento en Verano. Le pido a mis jefes si sería posible trabajar en la playa donde veraneaba en mi infancia y me lo conceden. Ahora soy yo el que patrulla por esa orilla y empujo junto a mis nuevos compañeros nuestra embarcación neumática de la arena para salir a la mar cuando hay algún problema.

El aprendizaje

Mientras termino el instituto, me centro en pasar el mayor tiempo posible en la base de Cruz Roja, apuntándome a cualquier servicio, práctica o formación donde pueda aprender algo más y pueda quizás salir a una nueva emergencia que me haga ser mejor. Los Viernes me voy de casa y no vuelvo hasta el Domingo. Pero no para irme de fiesta, sino para ir con la ambulancia a los lugares donde ha pasado algo en la fiesta, entre otras cosas. Pero, aunque no lo parezca, también tengo tiempo para formar parte de un grupo de rock, hacer bodyboard, algo de moto cross y emborracharme algún día con mis amigos.

Invierno de 2003
Verano de 2005

Obtengo primeras responsabilidades

La plantilla de veteranos con los que compartía servicios se ha ido poco a poco a estudiar fuera o encuentran otros caminos. De repente soy yo el socorrista más mayor dentro de un equipo muy jóven. En los últimos años había sido también patrón de embarcaciones, empezaba a conducir mis primeras ambulancias y hasta había sido jefe de equipo en alguna playa. Es por esto que el coordinador jefe me propone ayudarle como segundo coordinador del servicio y empiezo a descubrir nuevas vías y enfrentarme a nuevos retos.

Me voy a Thailandia

El Verano ha sido duro y la experiencia como coordinador de playas algo agridulce. He tenido la oportunidad de ver muchas cosas y aprender mucho, pero la gestión no ha sido fácil. He intentado dar lo mejor de mí, pero no ha sido suficiente, yo soy muy joven y mis compañeros lo son mucho más. Preparo mi mochila y embarco en solitario una aventura completamente diferente a Thailandia, donde empiezo a trabajar en un centro de rehabilitación de animales cautivos. Paso un mes limpiando excrementos de oso malayo y duchando elefantes, para finalmente abandonar el centro e iniciar un viaje a pie hacia el norte donde me tatúo y casi me secuestran. Entre estas y más anécdotas, vuelvo a casa por Navidad.

Octubre de 2005
Desde Enero de 2006 a Marzo de 2008

Mamá, Papá, Quiero ser Bombero

Mi viaje me ha hecho pensar mucho y tengo muy claro que quiero dedicar mi vida a ayudar a los demás y, si puede ser en el mundo del rescate, mucho mejor. Así que empiezo a vivir en Madrid y empiezo a prepararme las oposiciones a los bomberos del Ayuntamiento de Madrid. Aquí empieza una odisea de horas, días, meses y años dedicado exclusivamente a entrenar casi 4 horas al día y estudiar de 8 a 10 horas, sin apenas tiempo para otra cosa a pesar de mi juventud. No veo a mis amigos y apenas vuelvo a casa, mi moral se empieza a derrumbar, algo no funciona. En Invierno de 2008 Me tomo esta foto en la sierra de Guadarrama en uno de los momentos que más siento haber tocado fondo, huyendo una tarde la ciudad y anocheciendo en las montañas. Son días de reflexión que me llevan semanas para tomar la decisión más acertada.

Abandona la ciudad y no mires atrás

La oposición no llega y yo cada vez tengo más dudas y menos motivación. Una mañana se me cruzan los cables y llamo a mi antiguo compañero de Dénia con el que fui coordinador de playas allí. – Quiero volver al socorrismo ¿puedo?. Claro! Pero vente a Jávea, yo ya no estoy en Dénia. Hago dos llamadas, saco todo de mi casa de alquiler en plena madrugada y me voy de Madrid abandonando ese sueño de ser Bombero. Sin saber si será una decisión acertada o no, llego a la costa justo en el momento que está amaneciendo. Esto me parece una señal muy romántica.

Primavera de 2008
Junio de 2008

Vuelvo al socorrismo

Empiezo a trabajar en el Servicio de Prevención, Vigilancia, Salvamento y Asistencia en playas de Jávea, pueblo cercano a Dénia. No solo me reecuentro con compañeros del pasado, sino que descubro un nuevo lugar con condiciones completamente diferentes a las que había conocido en mis primeros pasos como socorrista. El inicio del Verano transcurre muy bien y estoy muy contento, pero un día mi antiguo compañero en Dénia, que ahora era el coordinador de Jávea, deja de ocupar su responsabilidad y el servicio se queda desierto. Yo guardo silencio, no quiero volver a ocuparme de un servicio de socorrismo después de la experiencia en Dènia en 2005. Una mañana recibo una llamada de mi superior por entonces, que era el encargado del área de Socorros y Emergencias de Cruz Roja en Jávea. Me dice – Javi, ya no estás en playas. – ¿Cómo que ya no estoy en playas? He hecho algo mal?; le respondo. – No, hombre no! Tú a mi no me dijiste que habías sido coordinador en Dénia y yo necesito un coordinador aquí y ahora en Jávea, así que necesito que salgas de la playa y te ocupes tú de esto. – Espera Stephan no me jodas! Yo paso de movidas, estoy muy bien en la playa sin preocupaciones.

Partiendo desde cero

Pues bien, aquí me tienes. No me preguntes como, pero al final acabo de coordinador de playas, siendo el único responsable del servicio ante una plantilla de 40 jóvenes socorristas con apenas una temporada de experiencia algunos y el resto recién llegados. Si a esto le sumamos que el litoral de Jávea lo reinan los acantilados y fondos rocosos que originan corrientes que nunca he visto y rompientes que asustan, puedes imaginarte la que tengo encima. Pero bueno, me pongo manos a la obra, y me pongo tanto que puedo decirte que empiezo a diseñar el servicio prácticamente desde cero. Empiezo a investigar las causas de los accidentes que más atendemos, estudio el comportamiento del mar y empiezo a diseñar algunos protocolos de actuación, todo esto intentando tener el mayor sentido común y mediante el ensayo-error. El Verano es de locos, tenemos una media de 8 rescates por día en el oleaje, numerosas asistencias sanitarias, paradas cardiacas. Bautizo el litoral como «Little California», ¿Cómo es posible que pase todo esto en el Mediterráneo? Sufro pesadillas por las noches donde se ahogan personas y me ahogo yo. Finalizo la temporada un 12 de Octubre buscando una «posible suicida» en un acantilado que acabamos encontrando vivita y coleando. Esa misma tarde paro el 4×4 delante de la playa y con el atardecer se me saltan prácticamente las lágrimas de haber llegado hasta aquí.

Julio de 2008
Julio de 2010

Tiburones en celo

Esta es mi tercera temporada como coordinador de Playas, ahora comparto jefatura con un compañero, ya que el que me ponen en 2009 sale por patas. Gonzalo ahora aguanta el tirón y le gusta el socorrismo. Llevamos tres temporadas haciendo completamente el burro. Parecemos más cazadores de adrenalina que socorristas. Abrimos todos los días las playas a la espera de que algún incauto se meta en algún problema para que nosotros nos adentremos en el agua como una manada de tiburones hambrientos. En días de oleaje hacemos una media de 14 rescates en la playa central; rescates de todo tipo, familias, grupos de amigos, de todo y lo que viene siendo un grupo de niñatos irresponsables con la testosterona por las nubes que hacen lo que pueden como mejor creemos saberlo hacer. Aunque todavía no lo sabemos.

27 A. El nacimiento de un equipo

Hemos tentado demasiado a la suerte y Neptuno lo sabe. Playa de las Mil Caras, dos niños atrapados en el cuello de una corriente con bandera roja nos sitúa a 9 socorristas intentando no ahogarnos y salir con vida del agua. Resultado final, los niños en tierra a salvo y todos nosotros fuera del agua por pura suerte, habiendo sacado a un compañero del fondo y siendo atendidos tres compañeros por la ambulancia. Ese día me voy de la playa pensando que estamos haciendo las cosas mal de cojones, ¿Qué está pasando? ¿ donde está la prevención? Empiezo a darle muchas vueltas a como estamos gestionando el servicio y me llevo los deberes a casa en Invierno para la próxima temporada.

27 de Agosto de 2010
Verano de 2011

Empezando a hacer las cosas medianamente bien

Después del Verano pasado, ahora estamos empezando a poner esto en orden. He investigado sobre como sectorizar las corrientes de resaca y hemos comprado algunos banderines y carteles. Además, hemos pautado en los protocolos varias acciones para evitar rescates colectivos y nuestro ritmo de rescates ha empezado a reducirse notablemente. Me obsesiono en buscar las vías posibles para mejorar el servicio y entrenar al equipo en pautas de prevención, salvamento de contacto y rescate en zonas rocosas, marca de la casa en Jávea.

Creo el blog Yo, Socorrista

Ya han pasado 6 años desde que empecé a tomarme el socorrismo en serio, he investigado mucho y probado más, pero necesito seguir aprendiendo. Tomo la decisión de empezar a compartir mis inquietudes en internet y publico el blog Yo, Socorrista, con la ilusión de conectarme con socorristas cercanos y aprender de ellos, a la vez que intento aportar mi granito de arena y ayudar en lo que pueda dentro de mi conocimiento actual.

Septiembre de 2016
Marzo de 2017

Me estreno como profesor de Salvamento y Socorrismo

Los últimos años he observado muchas carencias formativas en compañeros y compañeras que trabajaban en nuestro servicio y eso influía muy negativamente en la actividad en la playa, así como los rescates que se producían en las cuevas y acantilados donde somos requeridos por nuestra orografía. Así que propongo al departamento de formación hacer un curso como profesor de salvamento. Pero, ¿Para qué quieres hacer eso? ¡Si nos sobran los socorristas!, me dicen; – Ya, pero yo quiero que tengan una formación más completa. Dejadme probar por favor…; les suplico. Y tras un Invierno haciendo algunos cursos y papeleos que me habilitan como profesor, en Primavera preparo y lanzo mi primer curso como formador, recibiendo a mis primeros 9 alumnos. El curso acaba siendo un viaje brutal!

Viajo a Canarias gracias a mis publicaciones en Yo, Socorrista

Un año después de publicar mi blog, parece que estoy en el mapa del socorrismo acuático nacional! Me invitan para dar mi primera ponencia en Tacoronte (Tenerife) y doy también un seminario como profesor de manejo de víctima traumática en el medio acuático.

Abril de 2017
Octubre de 2017

Me formo como profesor de la RFESS

Aprender y conocer, aprender y conocer. He descubierto una vocación por la docencia imparable y quiero absorber de todas partes, así que viajo a Valladolid y me formo también en la Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo.

El servicio sigue innovando técnicas operativas

Nos está costando mucho conseguir medios. Los años pasan y las necesidades de seguridad aumentan. Seguimos incorporando nuevos protocolos de prevención e intervención. Empiezo a introducir el uso de aletas, casco y neopreno en zonas rocosas. No está siendo fácil conseguirlo al 100%

Verano de 2018
Octubre de 2019

Por fin me aceptan en el curso de nadador de rescate

Viajo a Gijón (Asturias) para formarme como nadador de rescate helitransportado. Descubro de primera mano la intervención SAR y busco vías para introducir esta técnica operativa en mi trabajo como docente y en el servicio de salvamento del que formo parte.

Pandemia mundial

Tiempos difíciles. El trabajo no para en la ambulancia donde trabajo, pero la actividad en el agua ha sufrido un frenazo. Me centro en dar forma a mis estudios e investigaciones sobre socorrismo en los últimos años, para publicar mi primer libro. Cruz Roja Alicante me propone preparar un equipo de Búsqueda y Salvamento en Medio Acuático para responder ante inundaciones. Pasado el Verano de 2020, viajo a Huesca donde me formo junto con la Unidad Militar de Emergencias dentro del programa de Rescue 3

2020
Marzo de 2021

Publico el resultado de mi trabajo en los últimos años.

Un año después del confinamiento, sale a la luz «Socorrista, Guardavidas. Manual de Supervivencia en Playa», mi primer libro.

Por fin llegan los medios!

La creación del grupo de Búsqueda y Salvamento Acuático se empieza a gestar y nos llega equipo para poder hacer frente a nuevos retos. Tras años impartiendo formación como docente, hemos logrado tecnificar mucho nuestras dotaciones y han tomado el relevo nuevos compañeros y compañeras con muchas ganas e ilusión. ¡El servicio sigue evolucionando!

Mayo de 2021
Octubre de 2021

El trabajo se consolida

Yo, Socorrista dice adiós, para dar paso a Rescate Acuático Operativo. Bajo este sello se plasman los años de trabajo, viajes, estudios, pruebas y experiencias vividas que ahora lees aquí y ves en mis vídeos. Si has llegado hasta aquí, te lo agradezco mucho, no encontraba una manera mejor para explicarte que significa R.A.O. GRACIAS y buena mar 🙂

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad